Entrevista a la editora Valeria De Vito

Editoriales Independientes #11 – El Ojo del Mármol: “Se pretende un catálogo que no gire en círculos, sino que se expanda buscando lectores”

“Ser editor independiente es ‘hacer independientemente de’ que la poesía se venda o no se venda, que los autores que publicás sean ‘reconocidos’ o ‘desconocidos’, que sigas sacando libros y trabajando por la difusión de los mismos”, afirma Valeria De Vito, editora del sello El Ojo del Mármol. Además, agrega que la poesía “no tiene buena prensa, eso es todo”. Conocé más sobre esta editorial que apuesta a la producción y difusión de autores jóvenes para romper la quietud literaria.

 

-¿Cómo surgió El Ojo del Mármol?
-Surgió a partir de preguntas que siempre están latentes: cómo hacer que en diferentes ámbitos sociales haya lectores de poesía. Entiendo a la literatura como un hecho social en donde la edición es un oficio desencadenante de escritura y de lectura, fundamentalmente.

-¿Quiénes la integran?
-En ese sentido, El Ojo del Mármol es bastante autogestiva, ya que la editorial está conformada sólo por mí.

-¿Por qué el nombre “El Ojo del Mármol”?
-El Ojo del Mármol es el título de un poema que escribí hace unos años, en el que traté de plasmar la búsqueda de un ars poética en analogía con la identidad. Retomaba la pregunta que hacía Edipo mientras se arrancaba los ojos: “Quién soy” y la respuesta devenía (metafóricamente) de la que le daba Odiseo al Cíclope: “Soy Nadie”; Quién soy, soy Nadie. En ese Nadie hay una identidad constitutiva, una identidad a construir. Así se gestó el nombre y cuando hubo nombre, hubo editorial.

El Ojo del Mármol surgió a partir de preguntas que siempre están latentes: cómo hacer que en diferentes ámbitos sociales haya lectores de poesía. Entiendo a la literatura como un hecho social donde la edición es un oficio desencadenante de escritura y de lectura, fundamentalmente.

– ¿Cómo van pensando el catálogo?
– Me interesa una editorial que ofrezca un catálogo diverso, que incluya novedades, como así también distintas líneas de pensamiento creativo respecto de los géneros literarios. Me gusta la variedad de temas y estilos. Este año, en esa línea publicamos, entre otros, dos títulos que son originales en su propuesta. Uno es Enrosa de Carolina Barbie Cichetto, un libro que incluye en su interior marcadores de colores, que tiene un trabajo muy puntilloso con la forma de los poemas, donde te encontrás con distintas entradas para su lectura. Otro es Yelmo de Noelia Rivero, donde prosa poética y lírica presentan un despliegue de pequeños universos en cada poema.

– En ese sentido, tienen un catálogo que apunta a la producción poética de autores jóvenes. ¿Por qué?
– El criterio es la diversidad de la poética actual, una propuesta editorial variada. Poetas como Vanna Andreini, Manuel Alemián, Jonás Gómez, Paz Garberoglio o Walter Lezcano tienen publicaciones anteriores a las que se editaron por El Ojo. Me interesa como espacio editorial la publicación de escritores contemporáneos, las nuevas tendencias en los discursos, los códigos informales, los lenguajes coloquiales inmersos en la literatura, haciendo literatura con y de eso, como por ejemplo la poesía de Natalia Leiderman, Roxana Molinelli o Emiliano Baigorri, que son algunos de los poetas jóvenes de nuestro catálogo y que tienen un estilo propio que le da un giro inverso a la tendencia actual, rompen de algún modo con eso.

– ¿Cuál es el factor que distingue a El Ojo de Mármol de otras editoriales?
– Sinceramente, ni idea (risas).

– ¿Cómo ves el mundo de las editoriales independientes actualmente?
– Activo, a pesar de cierta incertidumbre que se puede llegar a generar a partir del panorama político y económico presente.

– ¿Qué ventajas y qué desventajas ves en el hecho de ser independiente?
– Sobre el término independiente podría decir, sintéticamente, que la ventaja es la libertad a la hora de pensar un catálogo y la desventaja sería si el proyecto editorial sólo existe en un radio de 300 poetas que se leen y son editados, cuando se pretende un catálogo que no gire en círculos, sino que se expanda buscando lectores.

– Se suele decir dentro del mundo editorial que la “poesía no se vende”. ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué creés que pasa o se dice eso?
– Respecto de si la poesía se vende o no se vende, percibo cada vez que se presenta este planteo una ambigüedad ligada. por un lado, al plano comercial, por el otro, al plano de los ideales o de ciertos principios que parecieran incluir a los poetas, de cómo debería pensar un/a poeta, como una especie de “mandato literario”. Y te respondo sinceramente, me importa poco. Entre otras tantas cosas, ser editor independiente es “hacer independientemente de” que la poesía se venda o no se venda, que los autores que publicás sean “reconocidos” o “desconocidos”, que sigas sacando libros y trabajando por la difusión de los mismos. Por otro lado, pensar que la poesía no se vende es algo ingenuo dado que si hay una editorial hay un mercado que por más pequeño que sea es mercado al fin.

Entre otras tantas cosas, ser editor independiende es “hacer independientemente de” que la posía se venda o no se venda, que los autores que publicás sean “reconocidos” o “desconocidos”, que sigas sacando libros y trabajando por la difusión de los mismos. Por otro lado, pensar que la poesía no se vende es algo ingenuo dado que si hay una editorial hay un mercado que por más pequeño que sea es mercado al fin.

– Es decir que no sos pesimista al respecto.
-Creo que la poesía sí se compra y sí se vende. A pesar de cierta banalización, rechazo o ignorancia de la misma en diferentes ámbitos: suplementos de cultura, enseñanza escolar, falsos mitos, etc. No tiene buena prensa, eso es todo. Pero para eso estamos los editores, ¿no? Para trabajar en pos de lectores que la incluyan en sus lecturas.

-¿Cómo conviven en vos ser escritora y editora al mismo tiempo?
-No es una o la otra, son ambas. En ese sentido, conforman la editorial. El ojo del mármol es un proyecto que trasciende una inquietud personal, nunca estoy sola haciendo, siempre hay personas alrededor de esta tarea construyendo y haciendo aportes al espacio: pareja, familia, amigos artistas, escritores. En ninguna de las dos actividades busco un estatus o un sentido propio. “La literatura la hacemos entre todos”, dice Elena Poniatowska. Sociabilizar lo que escribo es el resultado de un trabajo que desemboca en editar.

-¿Cuáles son los próximos proyectos en El Ojo del Mármol?
-Dos colecciones: una de narrativa con una novela de Gloria Peirano y un libro de cuentos de Osvaldo Bossi; y otra colección de libros dobles con títulos de Rosario Sánchez y Valeria Cervero; Jonás Gómez y Jimena Repetto.

 


El Ojo del Mármol es un proyecto editorial de Valeria De Vito, escritora, poeta y docente. Desde La Tablada, provincia de Buenos Aires, este sello independiente apuesta a la poesía y a sus autores jóvenes, respaldando la difusión y producción de los mismos. En ese sentido, la diversidad y amplitud del catálogo es uno de los rasgos distintivos de El Ojo del Mármol, ya que no se casa con ninguna corriente estética ni con un pequeño círculo de autores célebres, abriendo el juego a aquellas voces que tienen algo para decir.

 

Entrevista a la editora Valeria De Vito
Entrevista a la editora Valeria De Vito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *