“No griten” de Damián Martínez

Texto de presentación de Valeria De Vito leído en la presentación de No Griten.
Sello editorial El ojo del mármol, junio 2017.

 

Damián Martínez

En este segundo libros de poemas, Damián Martínez compone un universo de escenarios geográficos, recuerdos estridentes y silencios.
Todos estos elementos pertenecen a una voz que busca libertad. Pero no se trata de una libertad utópica, sino de una construcción donde el poeta crea el espacio para nombrar. Dice en su poema “satélites”:

“Algunas voces se distraen recorriendo sus huecos,
otras arden, a pocos pasos del horizonte.
Podría gritar tu nombre,
incluso bajo la emboscada de la razón”

Los poemas transcurren como estampas, postales. Despliegan los paisajes de la ciudad, el mar, la montaña con impresiones diáfanas, sostenidas en la retina; pero lo interesante es que la naturaleza no es descripta, ni engalanada de recursos estéticos, sino que está configurada para que la voz de estos versos la transforme:

“Adorarás el mar, el miedo (… ) mientras los salvajes habiten montañas heladas”

El tiempo transcurre en las páginas de este libro, también transformado como cualquier otro elemento natural. La calma de la voz que compone estos versos tranquila cualquier incertidumbre del futuro o del presente con la luz de lo que llamamos poesía, dice Damián en el poema “Peces”:

“el destino promete nidos de burbujas (…) me aferro a la memoria del verano”

No griten es un libro donde singularmente, su única pretensión es el silencio. Y por este motivo, yo creo que es un libro necesario. Cuánta falta nos hace el silencio, lo preguntamos a menudo, pero pocas lo acepatamos. Cuando leemos, incluso, esperamos que los libros “nos digan, nos dejen retumbando palabras, ideas” sin embargo que paz interna se produce cuando un poemario dice lo justo y alcanza para colmar de verdad el presente. Que es en definitiva, lo único que poseemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *